En Casual nos confesamos rendidas a Ecoalf.

“Because there is no Planet B”. Así de tajante es su emblema y razón de ser. Y no es márketing, Ecoalf ha demostrado con su colección que no es necesario seguir tirando de los recursos naturales de forma indiscriminada. Hay otra forma de hacer las cosas.

Para Javier Goyeneche, su fundador y presidente, no fue un camino de rosas dar luz  este proyecto. Primero tuvo que lograr la fórmula perfecta que transformara en un tejido de alta calidad la basura. Después tuvo que convencer a los pescadores del Mediterráneo para que no devolvieran al mar la basura que recogen en sus redes y en su lugar se la llevaran a tierra.

Superada esta primera fase, su cadena de producción es impecable: su emisión de gases contaminantes es mínima y cuida hasta su embalaje, a base de cartón reciclado sin plásticos. A  día de hoy, en nuestra opinión, proyectos como este deberían servir de inspiración a toda la industria textil.

Siete años después de su nacimiento, Ecoalf trabaja con casi 40 puertos en España y ha recuperado más de 330 tonaladas de basura del fondo del mar. Este proyecto, denominado Upcycling the Oceans se ha exportado a Tailanda donde también operan. Además, ha encontrado nuevos aliados, como los neumáticos usados de coches o las botellas y envases recogidos por Ecoembes. Moda y ecologismo nunca fueron tan de la mano.

¡ENHORABUENA!

Product added to wishlist

Este sitio web usa cookies, si sigue navegando está aceptando su uso. Leer Politica de privacidad